Información importante sobre cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. OK | Más información

900 11 21 21

L-J 9:00 - 19:00
V 9:00 - 15:00

La inversión pública caerá a su menor nivel en 23 años, sin los Presupuestos Generales aprobados

El volumen de inversión el pasado año se situó en el 1,9% del PIB, equivalente a 22.000 millones, según datos de la CNC

Noticia del sector

La prórroga presupuestaria amenaza con dejar la inversión pública al nivel de la del año 1995. Según datos de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), el año pasado el volumen de inversión se situó en el 1,9% del PIB, equivalente a 22.000 millones. Esa cifra se replicará en 2018 en ausencia de nuevas Cuentas e incluso podría quedar por debajo, dado que el Ministerio de Hacienda obligará a los ministerios a pedir permiso para ejecutar gasto, una vez que superen el límite del 50% de la cantidad comprometida para todo el ejercicio.

El bajísimo nivel de inversión pública es motivo de preocupación para no pocos agentes económicos. El Banco de España ya advirtió sobre ello, al igual que hizo la Autoridad Fiscal (AIReF). Su presidente, José Luis Escrivá, llegó a decir que estaba "pinchando hueso" y muy por debajo de la media europea.

Los datos reflejan una situación preocupante: los 22.000 millones de 2017 -y de 2018- no llegan ni a cubrir la mitad de los 46.700 millones empleados por José Luis Rodríguez Zapatero en los inicios de la crisis. El desplome sobrepasa el 52% en apenas nueve años, y hay que remontarse a mediados de los años 90 para encontrar cantidades similares. Entonces, además, la situación era menos preocupante, pues si bien la cantidad era parecida, en porcentaje sobre PIB se situaba por encima del 4%, más del doble que ahora.

Si la prórroga presupuestaria continúa todo el año, el Ministerio de Fomento, el más inversor, apenas contará con 3.600 millones para 2018 -la cifra se eleva hasta 7.500 millones teniendo en cuenta a las empresas del Grupo Fomento-. El ferrocarril volverá a ser el principal destinatario de la inversión con 3.056 millones, y se situará muy lejos del periodo de bonanza económica, cuando las partidas presupuestarias cuadriplicaban esa cantidad (11.591 millones en 2007).

Por su parte, el Ministerio de Agricultura podrá invertir 940 millones, por los 183 millones de Justicia y los 119 millones de Interior. Está por ver qué sucede con Defensa, que el año pasado tuvo que dedicar créditos de 1.818 millones para programas de armamento.

El sector de la obra pública, el más afectado por la atonía inversora de la Administración, esperaba un 2018 de reactivación. Primero, por el PIB, que inicia su cuarto año seguido con un avance superior al 3%; segundo, por la mejora del déficit, al borde de bajar del 3%; y tercero, por los compromisos del ministro Íñigo de la Serna, con obras como la del Corredor Mediterráneo.

Suscríbete gratis a nuestro boletín semanal de noticias.

=

He leído y acepto la cláusula de protección de datos del Boletín

Para no volver a recibir el boletín puedes darte de baja AQUÍ